Fútbol, lavado de dinero y poder

Analizar el fútbol rosarino es observar cómo funciona el sistema político, económico, social y cultural, no solamente de la ciudad, sino también del país.

Los efectos de esta continuidad de la privatización de los clubes rosarinos a favor de las minorías se ven en la tabla de posiciones y en el exilio de los chicos que ya no quieren formar parte de la otrora cantera de jugadores del fútbol argentino que eran las inferiores de Ñuls y Central. Es un problema político y social.

Tal como sucede en la cancha grande de la historia, las mayorías rosarinas serán felices el día que peleen por lo que quieren. Si no, inevitablemente, soportarán lo que no quieren.

Carlos del Frade – Rosario, abril de 2008