Celeste

Celeste Lepratti fue continuidad de “Pocho” pero quizás fue mucho más. Se hizo cargo del dolor de las casi cuarenta víctimas de 2001 y los cientos que dejó la inundación por consecuencia de la corrupción en abril de 2023. Su muerte duele. Y mucho.

Celeste Lepratti

  • Por Carlos del Frade

Celeste Lepratti es mucho más que la hermana de “Pocho”.

-Murió alimentándose de mate y cigarrillo mientras usaba el sueldo de maestra para pagarle la comida a sus hijos – me dijo un compañero entrañable de Cele en un momento del velorio, describiendo una partecita de la ética de una ex concejala de la ciudad más importante del país federal como es Rosario, la ex ciudad obrera.

Celeste se fue muy piba hacia otro barrio del universo.

La muerte da bronca. No debe ser perdonada en casos como éste, según entiendo la forma contemporánea de una hermosa poesía de Miguel Hernández.

Se hizo cargo del dolor de las casi cuarenta víctimas de 2001 y los cientos que dejó la inundación por consecuencia de la corrupción en abril de 2023.

Celeste fue continuidad de “Pocho” pero quizás fue mucho más.

Lo entendí cuando nos abrazamos con el “Negro” Castro, militante revolucionario de los años setenta y sobreviviente de las mazmorras de la noche carnívora de la dictadura. Su abrazo me hizo estallar en lágrimas mientras balbuceaba que “era muy piba, muy piba”.

Y tanto con Celeste y con el Negro discutimos tantas veces, tantas veces, pero siempre hubo eso que anidó en la mirada y la palabra de Cele, su ética revolucionaria.

Una ética que estaba en “Pocho” pero también que viene de cada una de las 30 mil personas, queridas personas desaparecidas.

En medio de un sistema despiadado que enseña a pensar a favor de los saqueadores y explotadores, la vida de Celeste Lepratti deja una siembra en cada una las personas que la conocimos y queremos.

Llegó a ser concejala de Rosario a través de nuestra organización Frente Social y Popular y desde allí se volcó, naturalmente, a estar presente en cada barriada que la necesitó.

Insistió e insistió. No dejó nunca de denunciar a los asesinos de 2011 y a los inundadores de 2003.

Tenía una transparencia y una claridad casi tan luminosas como su mirada.

La misma que, aunque sus ojos se cerraron, seguirá vigente en cada pelea, en cada defensa de cada piba o cada pibe que sea perseguido por el mismo sistema que la condenaba a alimentarse a mate y cigarrillo.

Compartir:

Noticias recientes

image 19

De la resignación al protagonismo

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde […]
del Frade 4

Del Frade promueve un registro provincial de patologías derivadas de la contaminación ambiental

El diputado Carlos del Frade del Frente Amplio por la Soberanía presentó una iniciativa en la Legislatura para crear el Registro Provincial de Estadísticas de Patologías derivadas de la contaminación ambiental. El legislador pide que dicho registro sea parte, en caso de existir, de un órgano interministerial abocado a la salud ambiental o, en su […]
muj

Mugica, medio siglo después

A cincuenta años del asesinato del padre Carlos Mugica, sacerdote tercermundista, la pregunta es qué queda de esos nombres, de esas revoluciones cristianas, de esos compromisos. Tal vez, en tiempos tan desangelados, sean memorias que permanezcan para implicar la construcción de un imprescindible futuro Por Carlos del Frade (APe).– Mientras la Argentina se encamina a su […]
frut

Coronda y la frutilla envenenada

La muerte de un trabajador por ingestión de un agroquímico y la intoxicación de la quincena de profesionales de la salud  en Coronda sintetizan los peligros ante la impunidad del negocio de los agrotóxicos. Una nueva liberación de los venenos garantiza un futuro con el medio ambiente y la salud humana en jaque. Por Carlos […]
trabajo

Dimensiones existenciales santafesinas.

Vigencia del primero de mayo Por Carlos del Frade A 138 años de la huelga general del primero de mayo, en la provincia de Santa Fe y solamente en los dos grandes aglomerados, hay 230 mil personas con problemas laborales, entre 46 mil desocupados, 73 mil ocupados que demandan más empleo y 91 mil subocupados. […]
capucha

Que se los lleven a su casa

“Si muchos creen que los menores que cometen delitos son víctimas de un sistema injusto, que se los lleven a su casa”, dijo el gobernador de Santa Fe.  Las últimas mediciones sostienen que la distancia entre los que más ingresos perciben y los que menos tienen no baja de las dieciocho veces. 230 mil indigentes […]