Yaira

dibujo hospital de niños
  • Publicado en Pelota de Trapo

 Seis balazos en el cuerpito de una beba de un año.

Yaira, se llama. Cuesta creer que siga viva. Es difícil imaginar, por otro lado, cómo es posible que el cuerpito de una beba de un año tenga alojada seis balazos disparados a propósito, con la intención de acertarle a la nena.

El cuerpito de Yaira es la síntesis de una ciudad como Rosario que ya no es la que imaginaron sus abuelos.

No hay trabajo en los barrios.

Hay drogas y armas.

Forma parte de una economía informal cada vez más grande. La mitad de la población no tiene trabajo estable pero el sistema necesita esa circulación en negro de mucho dinero que luego, inevitablemente, irá a parar a los mismos bancos, a las mismas mesas de dinero, a las mismas mutuales, a los mismos clubes de fútbol y al mismo mercado inmobiliario que recibirán el dinero legal.

Las balas que están en el cuerpito de Yaira alguien las vendió o las alquiló. Ese fue el primer negocio hecho con esas balas. El segundo negocio es político. La sociedad es conmovida y aunque los números de los homicidios hayan descendido en enero de 2021 en comparación con el año anterior, los discursos piden renuncias y satanizan la democracia. Piden tolerancia cero y la invasión de gendarmes, prefectos y hasta muchos piden al ejército. Ese es el segundo negocio. Subordinar la democracia a los reclamos de una política que pide garrote y más exclusión.

Yaira está en terapia intensiva pero, en realidad, lo que está en terapia intensiva es una forma de construcción democrática que no pudo democratizar las riquezas ni tampoco los derechos sociales y ciudadanos.

Entonces las soluciones son las mismas de siempre: más fuerzas federales, saturación en los barrios y más presupuestos para que se llenen de dinero las empresas que le venderán tecnología al estado provincial, municipal o nacional.

Los que ordenan tirar contra bebés no tienen ni treinta años.

Están educados en una manera de pensar la vida en que la indiferencia y la deshumanización son los principales vectores, hijos directos del individualismo exacerbado y el consumismo, el siempre valorado consumismo, pilares del capitalismo cada vez más feroz.

Sin embargo hay pibas y pibes que se rebelan a semejante destino de pesadilla impuesto desde diferentes lugares.

Una docente explica que chicas y chicos en la zona norte de la ex ciudad obrera dibujan murales que advierten sobre el narcotráfico y las armas, negocios que esclavizan y acortan el viaje cósmico. Dibujan esos murales camino a los kioskos de venta de droga y siguen en los barrios insistiendo en futuros distintos que poca gente les ayuda a imaginar.

Los estudios que se hacen desde la justicia ayudan a observar dónde se acumulan la mayor cantidad de homicidios. Son cinco grandes barrios pero aunque el pedacito del mapa rosarino no resulta muy grande, no parece haber integrantes de las fuerzas de seguridad, provinciales o nacionales que respondan a las directrices políticas. Grave problema de la política argentina. Casi cuarenta años de repetir el error, el fracaso. No habrá seguridad democrática si no hay reunión de todas las fuerzas políticas para que haya un cachito de tranquilidad en los barrios donde chiquitas como Yaira necesitan jugar y reir, ser abrazadas y dormidas mientras se les canta un arrullo y no alojar seis balazos consecuencia de negocios impunes y el mosaico roto de una ciudad que fue obrera, industrial, portuaria y trabajadora.

Los seis balazos contra el cuerpo de Yaira son algo más que una noticia policial.

Parece ser la síntesis de la resignación de los grandes partidos políticos ante la dictadura del dinero.

En esos balazos, en esos negocios ilegales del contrabando de armas y el narcotráfico, en la repetición de las fórmulas de siempre, en la inveterada y ridícula pose de pelearse por superficialidades, abundan las pistas de esa claudicación.

Pero si Yaira es capaz de sobrevivir también quizás valga la pena, quizás valga la alegría volver a rebelarnos aunque no seamos mayorías.

Porque la vida es mucho más que la religión carnívora del dinero.

Compartir:

Noticias recientes

capucha

Que se los lleven a su casa

“Si muchos creen que los menores que cometen delitos son víctimas de un sistema injusto, que se los lleven a su casa”, dijo el gobernador de Santa Fe.  Las últimas mediciones sostienen que la distancia entre los que más ingresos perciben y los que menos tienen no baja de las dieciocho veces. 230 mil indigentes […]
triple

Triple dimensión de las pascuas argentinas

La excusa de Rosario servirá para reducir la democracia en toda la Argentina. No hay decisión política económica estructural que no impacte en la geografía existencial más vulnerable: los cuerpos y las mentes de las chicas y los chicos. La historia argentina siempre repercute en la carne viva de su realidad, la niñez y la […]
2024 03 21 16 26 05.mp4 000423533

“La obscena actualidad del 24 de marzo”

Por Carlos del Frade Este 24 de marzo tiene la particularidad de tener una obscena actualidad. El gobierno nacional de Javier Milei, ayer, informó que recibió al titular de la agencia de inteligencia que más asesinatos produjo en toda América, como es la CIA. En forma simultánea, ayer también se informaba desde la presidencia de […]

El experimento rosarino

Por Carlos del Frade Rosario es el lugar señalado para desarrollar el nuevo experimento de control social para garantizar el saqueo. Para entender el fenómeno, se trata de leer y tomar conciencia de lo sufrido por los pueblos de América Latina como consecuencia del plan de la Doctrina de Seguridad Continental elaborado por los Estados Unidos […]
demo1

La fragilidad de la democracia

Dos caras de la misma moneda: fuerzas federales y armadas para controlar la población y extranjerización del Paraná para garantizar el saqueo de las riquezas argentinas a través del manejo de los puertos. Lo que se anunció hace dos años en Paraguay hoy se completa en la Argentina del señor Milei y su ministro Caputo […]
ros

Las burguesías no son requisadas

12/03/2024 Por Carlos del Frade1 (APe).- -Estamos en una guerra sin cuartel…el ejército está atado de manos – dice y repite la ministra de Seguridad del gobierno supuestamente nacional, Patricia Bullrich, empecinada en aplicar la Doctrina de Seguridad Continental desde sus tiempos en la misma función durante la administración del ingeniero Mauricio Macri. En ocasión del intento […]