A propósito de la sentencia en la causa Feced

Hacia 1996, a veinte años del golpe, José Rubén Lofiego era el subjefe de Operaciones de la policía de Rosario. El encargado de organizar los operativos de seguridad, por ejemplo, de los clásicos.

Mario Alfredo Marcote, otro de los condenados también por delitos sexuales, trabajaba en el Colegio Santa Unión de los Sagrados Corazones, de calle Salta entre Lagos y Callao, dependiente del Arzobispado de Rosario.

Gianola fue el primer encargado de la entonces división de drogas peligrosas en Rosario apenas recuperada la democracia.

Agustín Feced, el sanguinario jefe de policía Rosario entre 1976 y 1978, mientras se decía que estaba preso por los delitos de lesa humanidad entre 1983 y 1985, estaba en la provincia de Formosa y pescaba con sus amigos.

Feced, dos años después de muerto oficialmente (1986), ingresó como huésped en el Hotel Ariston. Ya era el año 1988. Todavía no se sabe quién ocupa su cajón en el panteón de Gendarmería en uno de los cuatro cementerios de Formosa.

Hasta el año 1997, Ramón Telmo Alcides “Rommel” Ibarra, seguía siendo jefe de investigaciones de la Unidad Regional II de la policía.

Pero por encima de estos torturadores y violadores, títeres macabros del terrorismo de estado, estaban los titiriteros, los delincuentes de guante blanco, los grandes empresarios de la ciudad, la región y la provincia que pedían el secuestro de trabajadores y trabajadoras. Ellos, todavía, siguen impunes en un 90 por ciento. Son los que le decían a Ramón Genaro Díaz Bessone y Leopoldo Fortunato Galtieri que debían defender a la empresa y el capital privado.

Compartir:

Noticias recientes

desigualdad

El himno y el hábitat de la niñez

La desigualdad social atraviesa a la infancia e impacta en carencias habitacionales, ambientales y alimentarias. En una Argentina soñada para la equidad desde sus orígenes, este presente agrava las condiciones vitales día a día. Y ofrece esta realidad desfigurada por las pesadillas impuestas al servicio de unos pocos. Por Carlos del Frade (APe).– Un pibe de […]
image 19

De la resignación al protagonismo

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde […]
del Frade 4

Del Frade promueve un registro provincial de patologías derivadas de la contaminación ambiental

El diputado Carlos del Frade del Frente Amplio por la Soberanía presentó una iniciativa en la Legislatura para crear el Registro Provincial de Estadísticas de Patologías derivadas de la contaminación ambiental. El legislador pide que dicho registro sea parte, en caso de existir, de un órgano interministerial abocado a la salud ambiental o, en su […]
muj

Mugica, medio siglo después

A cincuenta años del asesinato del padre Carlos Mugica, sacerdote tercermundista, la pregunta es qué queda de esos nombres, de esas revoluciones cristianas, de esos compromisos. Tal vez, en tiempos tan desangelados, sean memorias que permanezcan para implicar la construcción de un imprescindible futuro Por Carlos del Frade (APe).– Mientras la Argentina se encamina a su […]
frut

Coronda y la frutilla envenenada

La muerte de un trabajador por ingestión de un agroquímico y la intoxicación de la quincena de profesionales de la salud  en Coronda sintetizan los peligros ante la impunidad del negocio de los agrotóxicos. Una nueva liberación de los venenos garantiza un futuro con el medio ambiente y la salud humana en jaque. Por Carlos […]
trabajo

Dimensiones existenciales santafesinas.

Vigencia del primero de mayo Por Carlos del Frade A 138 años de la huelga general del primero de mayo, en la provincia de Santa Fe y solamente en los dos grandes aglomerados, hay 230 mil personas con problemas laborales, entre 46 mil desocupados, 73 mil ocupados que demandan más empleo y 91 mil subocupados. […]