Las historietas y la censura del INTA

Las historietas enseñan que la ciencia no es objetiva y que el conocimiento como propiedad de la humanidad termina siendo el deseo de un mundo distinto. En este lugar de saqueo y resistencia permanentes, una investigadora quería decirle al pueblo que los agroquímicos enferman y matan. Pero el INTA la censuró.

Virginia Aparicio

Por Carlos del Frade – Publicado en Agencia Pelota de Trapo

 Las historietas, ese maravilloso género literario, enseñan desde hace décadas que la ciencia no es objetiva y que el conocimiento como propiedad de la humanidad termina siendo el deseo de un mundo distinto, mejor, con solidaridad y fraternidad.

Las historietas enseñan, en definitiva, que los conocimientos que afectan los negocios de las grandes empresas son difíciles de difundir y divulgar.

La mayoría de los llamados superhéroes están entrampados en las tribulaciones entre el capital y el conocimiento como símbolo de una conciencia planetaria que vaya más allá del dinero.

En la Argentina semicolonial del tercer milenio, mientras el Paraná, el litio, el agua, el petróleo, los peces, el gas, los demás minerales, la tierra y los árboles parecen ser bienes comunes que esperan ser devorados por las multinacionales; en este lugar de saqueo permanente y resistencia también permanente, una investigadora quería decirle al pueblo que los agroquímicos enferman y matan.

Y no fueron las grandes multinacionales las censoras si no un organismo estatal, nada menos que el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

Pensar que en los años sesenta y setenta el INTA promovía la reforma agraria y la explotación racional y diversificada de la tierra.

Virginia Aparicio relevó en 2021 que había agrotóxicos en orina, sangre y materia fecal de personas y en el aire del lugar en el que residen en distintos lugares de la provincia de Buenos Aires siempre fumigados desde hace, por lo menos, treinta años.

El miércoles 21 de junio de 2023, el director nacional del Inta, Carlos Alberto Parera, le envió una nota a la investigadora de la institución -ingeniera Agrónoma, doctora en Ciencias Agrarias e investigadora del Conicet- que pretendía informar a la comunidad sobre sus hallazgos y a la vez, advertir sobre el peligro al que están expuestos los habitantes de los pueblos fumigados.

En la nota se instruyó a Aparicio a suspender el anuncio público de los resultados del proyecto internacional “Transición Sostenible de Protección Vegetal: Un Enfoque de Salud Global (SPRINT)”, que se llevaría a cabo ese día.

En un documento firmado por cientos de representantes de diversas organizaciones y particulares se interpretó la actitud del funcionario máximo del Inta como “un acto de censura y persecución” sin explicaciones.

“Repudiamos enérgicamente el proceder del director del Inta, quien tomó la decisión de censurar a la investigadora, Virginia Aparicio”, resaltaron y argumentaron que “el relevamiento biológico humano que motiva el proceder censor del Inta comprendió la búsqueda de agrotóxicos en personas que habitan en pueblos fumigados de la provincia de Buenos Aires”.

El muestreo fue realizado durante la primavera de 2021 y forma parte del proyecto Sprint (Transición Sostenible de Protección Vegetal: Un Enfoque de Salud Global) financiado por el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la UE. Del proyecto Sprint participa un grupo de institutos de investigación de 10 países europeos y Argentina, con la intervención del Inta.

En mayo último, los participantes de Argentina tomaron conocimiento de los resultados que preocuparon sobremanera debido a que se detectaron y cuantificaron decenas de agrotóxicos en los cuerpos humanos, tanto en sangre, como en orina y materia fecal, así como en el aire que se respira en los pueblos fumigados.

Los análisis se realizaron en personas que residen en localidades de Buenos Aires con actividad agraria cercana a las plantas urbanas. Además de la toma de muestras se aplicó a cada sujeto que participó de la experiencia una pulsera por el término de una semana que permite captar las sustancias existentes en el aire que respiran en el lugar que habitan. Esas muestras fueron analizadas en las universidades de Wageningen y Stichting Katholieke Universiteit, en Países Bajos.

El procedimiento del muestreo realizado en la Argentina contó una aprobación del Comité Bioética de Ética de la Investigación del Programa Temático Interdisciplinario en Bioética (PTIB) dependiente de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Además, el protocolo del muestreo fue revisado por pares y publicado en una revista científica. “Esto no deja nada por discutir. Lo objetable y repudiable es la censura y persecución del director del Inta”, enfatizaron.

En la Argentina semicolonial del tercer milenio, como anticiparon desde hace décadas las historietas, los intereses empresariales a través de instituciones también al servicio de esos capitales quieren imponerse a la ciencia y la verdad. Lo que no saben es que siempre habrá resistencia y que la porfiada insistencia por una humanidad mejor continuará… como las historietas.

Eternauta

Compartir:

Noticias recientes

image 19

De la resignación al protagonismo

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde […]
del Frade 4

Del Frade promueve un registro provincial de patologías derivadas de la contaminación ambiental

El diputado Carlos del Frade del Frente Amplio por la Soberanía presentó una iniciativa en la Legislatura para crear el Registro Provincial de Estadísticas de Patologías derivadas de la contaminación ambiental. El legislador pide que dicho registro sea parte, en caso de existir, de un órgano interministerial abocado a la salud ambiental o, en su […]
muj

Mugica, medio siglo después

A cincuenta años del asesinato del padre Carlos Mugica, sacerdote tercermundista, la pregunta es qué queda de esos nombres, de esas revoluciones cristianas, de esos compromisos. Tal vez, en tiempos tan desangelados, sean memorias que permanezcan para implicar la construcción de un imprescindible futuro Por Carlos del Frade (APe).– Mientras la Argentina se encamina a su […]
frut

Coronda y la frutilla envenenada

La muerte de un trabajador por ingestión de un agroquímico y la intoxicación de la quincena de profesionales de la salud  en Coronda sintetizan los peligros ante la impunidad del negocio de los agrotóxicos. Una nueva liberación de los venenos garantiza un futuro con el medio ambiente y la salud humana en jaque. Por Carlos […]
trabajo

Dimensiones existenciales santafesinas.

Vigencia del primero de mayo Por Carlos del Frade A 138 años de la huelga general del primero de mayo, en la provincia de Santa Fe y solamente en los dos grandes aglomerados, hay 230 mil personas con problemas laborales, entre 46 mil desocupados, 73 mil ocupados que demandan más empleo y 91 mil subocupados. […]
capucha

Que se los lleven a su casa

“Si muchos creen que los menores que cometen delitos son víctimas de un sistema injusto, que se los lleven a su casa”, dijo el gobernador de Santa Fe.  Las últimas mediciones sostienen que la distancia entre los que más ingresos perciben y los que menos tienen no baja de las dieciocho veces. 230 mil indigentes […]