Lilian, María y Acosta Ñu

Acosta ñu

 El presente de las chicas y los chicos de la Patria Grande parece resumir la historia del continente casi en carne viva. Dos niñas argentinas fueron asesinadas en Paraguay. La información decía, el 2 de septiembre de 2020, que Lilian y María, chiquitas argentinas de once años, fueron fusiladas por el ejército paraguayo.

-Peleamos mucho para que nos entreguen los cuerpitos, en principio dijeron que los familiares no se presentaron entonces peleamos mucho y tuvimos acceso a los cuerpitos de mi hija y mi sobrina. Y estamos seguros como familia que fueron torturadas, porque a Lílian la agarraron viva, la torturaron y la ejecutaron y la vistieron con ropa camuflada posterior a eso para cubrir todas las atrocidades que cometieron…trataron de deshacerse de todas las evidencias, le quemaron todas las ropitas. A mi hijita, luego de la autopsia que le hicieron, la enterraron en una fosa común en una caja de cartón – dijo Miriam Villalba, la mamá de una de las nenas.

Lilian y María, en la primera versión del Ejército paraguayo, eran integrantes del “Ejército del Pueblo Paraguayo”, calificado como una organización terrorista.

Las niñas, en realidad, estaban visitando a sus padres.

La abogada de las familias, Daisy Irala, explicó que “ante la barbaridad de la ejecución, el Ministerio Público empieza a realizar varios actos desesperados. Lo primero que hacen es vestirlas con un uniforme que no les corresponde para decir que ellas estaban ‘enguerrilleradas’, que son adolescentes, que se movieron y ni nos dimos cuenta que eran niñas… El uniforme posteriormente tenía que aparecer para que nosotros como víctimas o cualquier otra autoridad de derechos humanos pudiera revisar. Entonces vino el siguiente problema: se iba a revisar el uniforme pero no iba a ser la talla de las niñas, y no iba a tener sangre, y no iba a tener agujeros. O por más que le hagan los agujeros de los disparos, no iban a coincidir con las heridas que causaron la muerte de las niñas”, sostuvo.

La profesional agregó que “los familiares dicen que estaban ahí porque querían conocerle cada una a su padre. Ellas no pertenecían a la guerrilla, sí sus padres. Ellas tenían su vida en Puerto Rico, provincia de Misiones en Argentina. Iban a la escuela, las maestras pueden atestiguar que hicieron todo el ciclo lectivo y no solamente el año pasado. El problema es que las fronteras se cerraron y ellas no pudieron regresar al país”, concluyó en declaraciones periodísticas.

El asesinato de Lilian y María, de solamente once años, marca la matriz de aquella matanza de niños del 16 de agosto de 1869, en Acosta Ñu, una de las últimas batallas de la resistencia del heroico pueblo guaraní ante la invasión de los ejércitos brasileño, argentino y uruguayo, financiados por los capitales ingleses.

Aquella masacre generó que durante años se recordara el día del niño cada 16 de agosto en homenaje a las pibas y los pibes que dieron su vida para defender lo mismo que sus madres y padres.

En el presente, muchos años después, los descendientes de aquellos chicos guerreros que portan los uniformes del ejército paraguayo han puesto patas arriba la defensa de lo propio.

Como los matadores de los chicos de Acosta Ñu, los que mataron a Lilian y María parecen ser los cancerberos de los intereses de las minorías y no parecen tener conciencia de aquella heroica pelea.

El destino de Lilian y María, en todo caso, parece sumergirse en el profundo y denso río de la historia de la Patria Grande, donde la sangre derramada de las chicas y los chicos tiene más relación con los traidores de adentro que con los que vienen de afuera.

Compartir:

Noticias recientes

desigualdad

El himno y el hábitat de la niñez

La desigualdad social atraviesa a la infancia e impacta en carencias habitacionales, ambientales y alimentarias. En una Argentina soñada para la equidad desde sus orígenes, este presente agrava las condiciones vitales día a día. Y ofrece esta realidad desfigurada por las pesadillas impuestas al servicio de unos pocos. Por Carlos del Frade (APe).– Un pibe de […]
image 19

De la resignación al protagonismo

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde […]
del Frade 4

Del Frade promueve un registro provincial de patologías derivadas de la contaminación ambiental

El diputado Carlos del Frade del Frente Amplio por la Soberanía presentó una iniciativa en la Legislatura para crear el Registro Provincial de Estadísticas de Patologías derivadas de la contaminación ambiental. El legislador pide que dicho registro sea parte, en caso de existir, de un órgano interministerial abocado a la salud ambiental o, en su […]
muj

Mugica, medio siglo después

A cincuenta años del asesinato del padre Carlos Mugica, sacerdote tercermundista, la pregunta es qué queda de esos nombres, de esas revoluciones cristianas, de esos compromisos. Tal vez, en tiempos tan desangelados, sean memorias que permanezcan para implicar la construcción de un imprescindible futuro Por Carlos del Frade (APe).– Mientras la Argentina se encamina a su […]
frut

Coronda y la frutilla envenenada

La muerte de un trabajador por ingestión de un agroquímico y la intoxicación de la quincena de profesionales de la salud  en Coronda sintetizan los peligros ante la impunidad del negocio de los agrotóxicos. Una nueva liberación de los venenos garantiza un futuro con el medio ambiente y la salud humana en jaque. Por Carlos […]
trabajo

Dimensiones existenciales santafesinas.

Vigencia del primero de mayo Por Carlos del Frade A 138 años de la huelga general del primero de mayo, en la provincia de Santa Fe y solamente en los dos grandes aglomerados, hay 230 mil personas con problemas laborales, entre 46 mil desocupados, 73 mil ocupados que demandan más empleo y 91 mil subocupados. […]