La década sangrienta

EL ASESINATO DEL “PÁJARO” CANTERO

Cantero

  • Por Carlos del Frade

 El 26 de mayo se cumplieron diez años del asesinato del entonces líder de “Los Monos”, Claudio “el Pájaro” Cantero.

Todo cambió a partir de entonces en la geografía física y existencial rosarina, la ex ciudad obrera.

Hasta el año 2012 había 182 homicidios; en 2013, a partir de aquel fusilamiento que según la justicia nadie cometió porque no hubo condenados, se generaron 264 asesinatos, es decir 82 más. Desde aquella madrugada la sangre derramada nunca dejó menos de doscientas personas arrancadas antes de tiempo. En 2022, fueron nada menos que 288.

De las cuatro bandas narcopoliciales denunciadas a principios de 2013, la ciudad presenta a mediados de 2023 no menos de cuarenta y las armas parecen haberse democratizado como una mancha de aceite.

Lo cierto es que el 6 de abril de 2017, eran absueltos Luis Orlando Bassi, Facundo Nicolás Muñoz, Milton Eduardo Damario en la causa que investigaba el asesinato de Claudio “el Pájaro” Cantero, producido el 26 de mayo de 2013, alrededor de las 5.45 de la mañana, a la salida del boliche “Infinity”, de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, al sur de Rosario, apenas separada por el curso del arroyo Saladillo.

Aunque eso dijo el servicio público de justicia, la familia Bassi fue prácticamente masacrada y desde entonces hasta el presente el homicidio de “El Pájaro” desató una ola de violencia que todavía no cesa en la región.

La defensa de Bassi argumentó que “no es líder de una banda de comisión de delitos, no está investigado por la comisión de narcotráfico, sí es cierto que masacraron a la mitad de su familia, pero también a la familia de Milton César y ha sido desvinculado de esta causa…”.

Los postulados de la justicia estuvieron fundamentados en “que se partió de la hipótesis introducida por legítimos informes de inteligencia policial, por exámenes efectuados a los registros del teléfono celular de la víctima del homicidio (Martín “Fantasma” Paz)…y consecuentemente la pesquisa a partir de ello debió necesariamente ser dirigida a todos los delitos vinculados sobre los que fueron surgiendo sospechas…legitimándose de tal modo en mérito a ellas las requisas domiciliarias e interceptación de comunicaciones”.

La causa “de la muerte se produjo como consecuencia de las lesiones viscerales y vasculares a nivel del tórax originadas por uno solo de los proyectiles de arma de fuego que impactaron en el cuerpo de quien en vida fuera Claudio Ariel Cantero, que dicho proyectil ingresó por la cara superior del hombro derecho y siguiendo una trayectoria hacia abajo, a la izquierda y ligeramente hacia atrás atravesó al lóbulo superior del pulmón derecho y al corazón, generando una severa hemorragia torácica la cual resultó incompatible con la vida…”.

Al descender del vehículo que lo transportaba son atacados por uno o más sujetos que llegan al lugar en una Eco Sport de color gris oscuro y comienzan a disparar armas de fuego, provocando las heridas que ponen de manifiesto estas actuaciones y la muerte del llamado Claudio Ariel Cantero que fuera trasladado de urgencias al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez…

Quedaron cinco vainas servidas, calibre 9 milímetros que presentan sus fulminantes dorados. Según declaró Sergio Pereyra, delegado de la Dirección Técnica Científica de la Policía de Investigaciones quien desarrolló su tarea como jefe de la sección de pericias balísticas durante quince años, aproximadamente; “le llamó la atención las características de la percusión, porque no es habitual de ser dejada en el fulminante en la 9 mm y evaluaron dicha percusión y el resultado era una característica de una pistola Glock, la cual a diferencia de las 9 mm deja una marca circular y las Glock un corte horizontal, una característica que solo deja esa arma.

También afirmó que no hay muchas Glock en Argentina y ésta es la segunda vez que perita este tipo de armas, las cuales tienen un costo de U$$ 1.300 en el mercado, es austríaca, es un arma de combate, hay que tener poder económico y saber del manejo de armas”, dijo.

Luego se lee que “los disparos se habrían efectuado desde el interior de un vehículo en movimiento, el cual probablemente circulaba a baja velocidad y tomando como referencia la trayectoria noroeste a sur este inferida de los elementos encontrados…se pudo afirmar que en el interior del vehículo al menos un tirador portaba una pistola semiautomática marca Glock y efectuaba los disparos correspondientes a las vainas halladas; no obstante por la cantidad de los impactos, tanto en las víctimas, vehículos y edificación, no pueden afirmar que haya sido la única arma empleada ni descartar la presencia de otros tirados”.

Los tiradores no descendieron del vehículo.

Milton Damario declaró que conocía a Luis Orlando Bassi “del boliche que tienen los hermanos. De “Brújula” que está en Villa Gobernador Gálvez. Lo conozco del boliche siempre que frecuenté estaba ahí, ahí lo conocí, tuve una vez un auto trabajando en una remisería que era de ellos y después lo saqué, no lo trabajé más porque lo vendí…”.

Dijo que no se había presentado ante la justicia “por miedo, por miedo a esta gente Cantero, porque me involucran en hechos que no tengo nada que ver y había escuchado que me querían matar por lo cual me fui por miedo”.

El “Pollo” Bassi declaró que se dedica a “la compra y la venta de autos”, que tiene “unos remises trabajando en una remisería que se llama “Cinco Estrellas”, es de uno de mis hermanos, de Leonardo…no tengo ingreso fijo, depende de si el auto se rompe o no, en un cálculo aproximado mi ingreso puede ser 2.500 pesos o 3 mil pesos por mes…”.

Dijo que tenía una operación grande en la mano y que tiene dormida la mitad de la misma y no tiene, entonces, movilidad normal…nunca integré una banda, he estado atrás del arco y en la platea (de la cancha de Ñuls), h estado en distintos sectores de la tribuna, de la cancha” y que conocía al Panadero Ochoa, del club.

De acuerdo a lo dicho por el comisario inspector Marcelo Marcos, “con el correr de los días la información de calle fue aumentando y direccionando las sospechas hacia el acusado Milton Damario, que habría recibido un pago de otra persona para vengar la muerte de Martín “Fantasma” Paz, elaborando un segundo informe de fecha 30 de agosto de 2013…”.

Por su parte el entonces subcomisario Luis Quevertoque, de la Brigada Operativa División Judicial de la UR II, sostuvo el 12 de agosto de 2013 por medio de las “tareas de calle” que “en los comentarios del ambiente delictual se dice que Luis Paz le habría dado a Luis Orlando Bassi la suma de 250 mil dólares y éste le había pagado a “Macaco” Muñoz, Milton Damario, Milton César, Popito Zalazar, Jerri y Tetón para que realicen el atentado”.

PDI

Todo terminó cuando el comisario inspector Marcos confesó: “No hicimos una investigación fina”.

“A esta altura puede inferirse que los únicos tres testigos – víctimas que estaban junto a Claudio Ariel Cantero la noche del hecho, no han aportado información alguna con virtualidad para vincular a ninguno de los acusados con los hechos atribuidos”, sostiene la resolución.

Por su parte del comisario Gustavo Colombo “fue preciso” -dice el expediente- al explicar que “las armas de fuego que poseía el grupo vinculado a los acusados, no fueron las utilizadas para ultimar a Cantero y lesionar de gravedad a Mena”. Lisandro Mena sería asesinado en diciembre de 2013. “…por otra parte, la valoración de la prueba conforme las reglas de la sana crítica racional implica libertad de convencerse con el límite que se deriva de la exigencia de la motivación, rigiendo su discurso la rectitud en cualquier razonamiento humano, judicial o no, en base a las reglas de la lógica, la psicología, ciencias y experiencia común. Siguiendo tales pautas el presente decisorio ha sido elaborado. Por todo lo expuesto, el juzgado en lo penal de sentencia número 4 de Rosario, integrado en tribunal pluripersonal en juicio oral y público, por unanimidad, y luego de haber escuchado los alegatos de las partes y valoradas las pruebas rendidas en las jornadas de la audiencia, en nombre del Poder Judicial de Santa Fe FALLA…”,  la absolución de Luis Orlando Bassi, Facundo Nicolás Muñoz y Milton Emanuel Damario.

El 16 de diciembre de 2019, los diarios rosarinos informaron que Facundo Nicolás “Macaco” Muñoz, uno de los tres absueltos por el homicidio del líder de Los Monos Claudio “Pájaro” Cantero, fue condenado a ocho años y medio de prisión como miembro de una banda narco

De las cuatro bandas narcopoliciales denunciadas a principios de 2013, la ciudad presenta a mediados de 2023 no menos de cuarenta y las armas parecen haberse democratizado como una mancha de aceite.

de la cual participaba impartiendo órdenes desde la cárcel. La sentencia fue dada a conocer al término de un juicio oral ante el Tribunal Oral Federal Nº 3 de Rosario sobre las actividades de una red desbaratada en 2016 en lo que se conoció como “Operación Guaraní” e incluyó condenas de entre nueve y tres años de cárcel para otras once personas. Por su parte, Milton Emanuel Damario, fue condenado el 26 de agosto de 2020, por la Justicia federal que lo encontró culpable de ser parte de una banda dedicada al tráfico y comercialización deestupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas por lo que le aplicaron 8 años de condena que, unificada a otra que recibió en 2014 por tenencia de drogas para comercializar, se cerró en 11 años tras las rejas y una multa de 11 mil pesos.

La familia del “Pollo” Bassi fue diezmada. Entre diciembre de 2013 y octubre de 2014 fueron asesinados en el mismo escenario, la remisería Cinco Estrellas de Villa Gobernador Gálvez, Maximiliano y Leonardo, hermanos, y Luis, padre de Pollo Bassi. Y en marzo de 2020, su suegro. El “Pollo” sigue preso en Coronda.

A diez años del asesinato del “Pájaro” Cantero, no se sabe quién lo mató material e intelectualmente.

El 2013 sigue vivo en el presente del Gran Rosario, en particular y la provincia de Santa Fe en general.

Compartir:

Noticias recientes

image 28

Los asesinos de Bordabehere gozan de buena salud

Hace 89 años. Un 23 de julio de 1935, el senador Enzo Bordabehere era asesinado en el Senado de la Nación. La agresión iba dirigida a Lisandro de la Torre. Se discutía la colonización del estado desde los frigoríficos extranjeros. Los intereses que impulsaron el crimen son los que hoy gobiernan la Argentina. Por Carlos […]
121019

Ponce de León, Somisa y las distintas iglesias

El asesinato del obispo de San Nicolás, 47 años después Por Carlos del Frade Diputado Provincial de Santa Fe por el Frente Amplio por la Soberanía. El obispo de San Nicolás, Carlos Horacio Ponce de León, fue asesinado el lunes 11 de julio de 1977. Hace 47 años que la cúpula eclesiástica argentina dice poco […]
bel

Milei y el decálogo de la dependencia y la propiedad

Belgrano escribió hace 211 años que “el imperio de la propiedad es el que reduce a la mayor parte de los hombres a lo más estrechamente necesario”. En este presente, a horas del pacto de mayo que se firmará en Tucumán, se reivindica que la planificación de los privilegios. Sin embargo, como siempre, nada está cerrado. Mucho menos el futuro de…
23293

FUGADORES Y RECUERDOS DEL FUTURO

Vicentin, cuatro años después de una resolución del fiscal Gerardo Pollicita. Por Carlos del Frade Diputado Provincial de Santa Fe por el Frente Amplio por la Soberanía. Este lunes 8 de julio de 2024 se cumplirán cuatro años de una resolución judicial que determinaba la fuga de millones de dólares de parte de un grupo […]
peron

Postales de la resistencia rosarina

“Los países del mundo reconocen al gobierno de Aramburu. Villa Manuelita no”; uno de los tantos carteles de los días del derrocamiento en 1955. Cuando Rosario resistió el golpe. Durante 18 años, la ciudad obrera se convirtió en un símbolo. El análisis de Carlos del Frade a 50 años de la muerte de Juan Domingo […]
leo

La muerte de un periodista

La muerte del periodista rosarino Leonardo Graciarena conmovió por lo que Carlos del Frade define: “vivir con la angustia derivada de la avaricia del poder de parte de los patrones de los grandes medios genera una muerte por implosión”. Su corazón respondió a estos estímulos y dijo basta. “Al final siempre estamos solos”, dice aún […]