Más allá del negocio de la violencia urbana

Un número brutal: hay más suicidios que asesinatos en el Gran Rosario. En 2022 sumaron 288 crímenes. Entre 2020 y 2022 los suicidios se dispararon a 460. La convocatoria de un paro y marcha que defienda la vida para el jueves 22 es una reacción a esta terrible realidad.

La voz de los que no están

  • Por Carlos del Frade

Desde los Rosariazos de 1969, el movimiento obrero, estudiantil y social del sur de la provincia de Santa Fe se ha caracterizado por sintetizar las consecuencias de la concentración y extranjerización de riquezas en pocas manos.

Más de medio siglo después, la piel de la región tendrá una nueva movilización pero su sentido genera un color diferente, una densidad distinta.

No nos vamos a salvar solos. No somos solamente los gremios o los movimientos sociales. Es la sociedad en su conjunto la que está harta de padecer la inseguridad… debemos salir a la calle porque no se encuentran respuestas de parte de quienes deben cuidarnos–, dijo la dirigencia social y sindical en su conjunto convocando para el jueves 22 de junio a un paro de actividades por la violencia en Rosario.

La idea central es protestar por la ola de inseguridad que golpea a la ciudad y que en las últimas semanas tuvo como blanco a escuelas, clubes de barrio y hasta iglesias.

La medida tiene la dimensión de un hecho político tristemente original por el motivo que la genera.

La muerte desbocada en la otrora capital del cordón industrial más importante de América del Sur después de San Pablo es un dolor que se siente en todo el mapa rosarino pero mucho más en los barrios estragados donde las bandas narcopoliciales discuten la posesión del territorio.

Pero más allá de los homicidios que durante el año 2022 sumaron nada menos de 288, hay otra cifra que trepó al territorio de las noticias en las últimas semanas y que merece una mirada muy profunda sobre lo que realmente sucede en esta geografía.

Entre 2020 y 2022, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) relevó que el número de suicidios se duplicó: de 232 casos a 460. Un dato que corresponde no sólo a Rosario, sino a las localidades aledañas que corresponden de la llamada segunda circunscripción de la provincia de Santa Fe y que, señalan desde la Dirección de Salud Mental de la provincia, debe leerse en el contexto de “una problemática compleja que se da a nivel mundial y que Santa Fe viene trabajando a través de diferentes estrategias específicas junto con Nación“, señaló la directora, Celina Pochettino, en declaraciones periodísticas.

La funcionaria detalló que entre 2019 y 2022 la demanda por crisis subjetivas en las guardias de efectores públicos también se duplicó; así como la atención de los padecimientos de salud mental en menores tuvo un incremento que alcanzó el 300 por ciento y la dispensa de psicofármacos para tratamientos ambulatorios también creció en un 67 por ciento a través del primer nivel de atención.

Los datos que dan cuenta del incremento de los suicidios en Rosario y las localidades de los alrededores, que van desde Roldán, al oeste, hasta Fighiera, al sur, fueron registrados en los últimos tres años por el MPA, que relevó 232 casos en 2020, 314 ya en 2021 y un salto a 460 fallecimientos sin intervención de terceros para 2022.

Ese número es brutal: hay más suicidios que asesinatos en el Gran Rosario.

Una estadística que es mucho más que una cifra.

Es imprescindible pensar en el presente de mucha gente que dejó de encontrarle un sentido a la existencia.

Por eso la convocatoria del jueves 22 de junio debería conmover las fibras íntimas de una sociedad que hace rato está atravesada de la falta de un sentido vital, un mínimo deseo que se exprese en un proyecto que dibuje algo parecido al futuro cuando se piensa en el hoy y en el mañana.

Quizás haya explicaciones racionales que al momento de escribir estas líneas no son públicas pero que haya más gente que se suicida que homicidios en la amada geografía rosarina es una toma de conciencia que conmociona y obliga a producir sentidos existenciales que hoy no están.

Compartir:

Noticias recientes

Legislatura 1

Santa Fe, su trabajo y producción y el río Paraná.

Carta a Gustavo Puccini, ministro de Desarrollo Productivo de Santa Fe Rosario, 4 de junio de 2024. (A 178 años del triunfo contra la flota imperial más poderosa de la Tierra en La Angostura de Punta Quebracho, hoy Puerto General San Martín). Al ministro de Desarrollo Productivo, Señor Gustavo Puccini. Con profunda estima y mucho […]

Punta Quebracho y el billete de 20 pesos

El Paraná es un río que tiene un claro mandato de libertad y soberanía, de dignidad y resistencia, de esperanza y futuro. Hay algo que no cambia: la decisión de un pueblo de enfrentar a los mandamás del planeta para expresar que no quieren resignarse a vivir pidiendo permiso sino que eligen la libertad de […]
desigualdad

El himno y el hábitat de la niñez

La desigualdad social atraviesa a la infancia e impacta en carencias habitacionales, ambientales y alimentarias. En una Argentina soñada para la equidad desde sus orígenes, este presente agrava las condiciones vitales día a día. Y ofrece esta realidad desfigurada por las pesadillas impuestas al servicio de unos pocos. Por Carlos del Frade (APe).– Un pibe de […]
image 19

De la resignación al protagonismo

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde […]
del Frade 4

Del Frade promueve un registro provincial de patologías derivadas de la contaminación ambiental

El diputado Carlos del Frade del Frente Amplio por la Soberanía presentó una iniciativa en la Legislatura para crear el Registro Provincial de Estadísticas de Patologías derivadas de la contaminación ambiental. El legislador pide que dicho registro sea parte, en caso de existir, de un órgano interministerial abocado a la salud ambiental o, en su […]
muj

Mugica, medio siglo después

A cincuenta años del asesinato del padre Carlos Mugica, sacerdote tercermundista, la pregunta es qué queda de esos nombres, de esas revoluciones cristianas, de esos compromisos. Tal vez, en tiempos tan desangelados, sean memorias que permanezcan para implicar la construcción de un imprescindible futuro Por Carlos del Frade (APe).– Mientras la Argentina se encamina a su […]