Narcotráfico, miedo y fascismo

Narcotráfico Rosario
  • Por Carlos del Frade

La insoportable repetición de los asesinatos en la geografía rosarina ha exasperado la susceptibilidad popular.

La masiva presencia de fuerzas federales es tan inservible como la humedad a la hora de detener los homicidios.

Chicas, chicos y personas que no tienen relación alguna con las transacciones narcopoliciales son víctimas de un proyecto que hace rato está más allá de la búsqueda del dinero y empieza a mostrar su perverso costado político.

Una especie de terrorismo rantifuso que crece de manera proporcional a mensajes de audio que se viralizan por whatsapp y propagan la viscosidad del temor y la irracionalidad crece en forma paralela que disminuye la credibilidad en la política y la democracia.

La muerte desbocada es socia del neofascismo en la saqueada Argentina, en el fragmentado mapa rosarino.

Como si todas estas sensaciones y todos estos hechos fueran pocos, vecinas y vecinos hablan de usar armas más allá de la ley y el estado y, entre algunos empresarios y ex funcionarios provinciales, empieza a circular la idea de escuadrones de la muerte para enfrentar a los extorsionadores que se han multiplicado como los precios.

La película “Pandillas de Nueva York” es, quizás, la mejor metáfora para entender la lucha por los territorios entre bandas violentas y política en cada sitio de la Argentina y América, escribimos hace varios años atrás.

La mención era a propósito de una secuencia de la inolvidable película de Martin Scorsese en la que el personaje de “El Carnicero”, reflexiona sobre el origen de su poder.

-…¿Sabes cómo me mantuve con vida tanto tiempo, todos estos años?

Miedo.

El espectáculo de actos terribles.

Si alguien me roba, le corto las manos.

Si se levanta contra mí, le corto la cabeza y la clavo en una lanza. La pongo bien alta para que todos en la calle puedan verla.

Eso es lo que mantiene el orden de las cosas. El miedo…-decía “el Carnicero”.

Ese nuevo orden de las cosas empieza a aparecer en los barrios rosarinos.

En el noroeste rosarino, en el barrio La Cerámica, media docena de asesinatos ha generado la necesidad de expresar, aunque sea oralmente, de usar armas en defensa propia.

El miedo abre las puertas al neofascismo y enfrenta a las personas más vulnerables contra sus iguales. La mayor perversión del sistema, pobres contra pobres.

Cuenta una excelente crónica aparecida el lunes 15 de mayo que “unas cien personas se juntaron en el playón de Molina y Cafulcurá, una lugar convocante del barrio La Cerámica. Como vecinos que se conocen de toda la vida, la idea era pedir justicia por Maxi, Maite, Benja y Luis, las víctimas —tres adolescentes— de los cuatro homicidios ocurridos en menos de una semana. El encuentro se convirtió en dolor, impotencia, en un aullido sin eco en un barrio que está solo frente a la más cruel violencia narcocriminal”.

Y agregaba la nota: “Poco a poco la gente se iba arrimando al centro del playón. “¿Dónde están los medios?”. “¿No viene el canal?”. “¿Vino el pastor?”. “Y el cura, ¿vino?”, se preguntaban las mujeres, hombres y niños del barrio que se sienten solos, abandonados al azar de los tiros.

“Si la policía no viene a cuidarnos, al menos nos vamos a defender nosotros. Armas no nos faltan”, aseguraba un vecino.

-Todo lo que dijeron los narcos lo están cumpliendo, matan a cualquiera y ahora nos dijeron que van a empezar a quemar las casas hasta que la droga aparezca – contó un hombre joven.

La racionalidad parece haberse exiliado de ciertas partes del mapa existencial rosarino.

La violencia narcopolicial multiplica los miedos y asoma el fascismo. Las pocas voces políticas que se alzan para denunciar estos negociados no son escuchadas. Momentos muy duros en la ex ciudad obrera.


Compartir:

Noticias recientes

image 28

Los asesinos de Bordabehere gozan de buena salud

Hace 89 años. Un 23 de julio de 1935, el senador Enzo Bordabehere era asesinado en el Senado de la Nación. La agresión iba dirigida a Lisandro de la Torre. Se discutía la colonización del estado desde los frigoríficos extranjeros. Los intereses que impulsaron el crimen son los que hoy gobiernan la Argentina. Por Carlos […]
121019

Ponce de León, Somisa y las distintas iglesias

El asesinato del obispo de San Nicolás, 47 años después Por Carlos del Frade Diputado Provincial de Santa Fe por el Frente Amplio por la Soberanía. El obispo de San Nicolás, Carlos Horacio Ponce de León, fue asesinado el lunes 11 de julio de 1977. Hace 47 años que la cúpula eclesiástica argentina dice poco […]
bel

Milei y el decálogo de la dependencia y la propiedad

Belgrano escribió hace 211 años que “el imperio de la propiedad es el que reduce a la mayor parte de los hombres a lo más estrechamente necesario”. En este presente, a horas del pacto de mayo que se firmará en Tucumán, se reivindica que la planificación de los privilegios. Sin embargo, como siempre, nada está cerrado. Mucho menos el futuro de…
23293

FUGADORES Y RECUERDOS DEL FUTURO

Vicentin, cuatro años después de una resolución del fiscal Gerardo Pollicita. Por Carlos del Frade Diputado Provincial de Santa Fe por el Frente Amplio por la Soberanía. Este lunes 8 de julio de 2024 se cumplirán cuatro años de una resolución judicial que determinaba la fuga de millones de dólares de parte de un grupo […]
peron

Postales de la resistencia rosarina

“Los países del mundo reconocen al gobierno de Aramburu. Villa Manuelita no”; uno de los tantos carteles de los días del derrocamiento en 1955. Cuando Rosario resistió el golpe. Durante 18 años, la ciudad obrera se convirtió en un símbolo. El análisis de Carlos del Frade a 50 años de la muerte de Juan Domingo […]
leo

La muerte de un periodista

La muerte del periodista rosarino Leonardo Graciarena conmovió por lo que Carlos del Frade define: “vivir con la angustia derivada de la avaricia del poder de parte de los patrones de los grandes medios genera una muerte por implosión”. Su corazón respondió a estos estímulos y dijo basta. “Al final siempre estamos solos”, dice aún […]