Análisis del Presupuesto 2023 para Ambiente

presupuesto ambiente

Los presupuestos provinciales destinados al cuidado del ambiente y la biodiversidad en Santa Fe, desde 2018 a 2023, marcan una constante: siempre son partidas que representan entre el 0,10 y el 0,12 por ciento del total de gastos anuales.

Entre diez y doce centavos cada cien pesos.

Cifra anoréxica que releja la subordinación de lo ambiental ante los mandatos de la producción del modelo extractivista.

En 2018 hubo 228 millones 946 mil pesos, un 0,11 por ciento del total.

En 2019, 289 millones 97 mil pesos, un 0,10 por ciento.

En 2020, 452 millones 210 mil pesos, 0,10 por ciento.

En 2021, 719 millones 272 mil pesos, 0,13 por ciento.

En 2022, mil 92 millones 818 mil pesos, 0,12 por ciento.

En 2023, 2 mil 375 millones 174 mil pesos, 0,12 por ciento.

Dentro de este presupuesto 2023, se destacan los 387 millones 200 mil pesos vinculados a la
“atención de la gestión de los residuos sólidos urbanos”.

Para la “acción climática”, 239 millones de pesos.

Lo relacionado a “bosques nativos”, 236 millones 926 mil pesos, suma de dinero que no parece detener la desaparición de los montes y bosques naturales que desde 1914 al presente ya alcanza al 90 por ciento de lo que existía en aquellos momentos iniciales del siglo pasado.

Para una “misteriosa” evaluación ambiental existen partidas por 164 millones 926 mi pesos.

En “Educación e investigación ambiental” solamente 111 millones 926 mil pesos.

Con respecto a la “conservación de la fauna silvestre”, 49 millones de pesos.

Para “control ambiental” 42 millones de pesos. ¿Cuántas personas serán las encargadas de
controlar el ambiente santafesino?. Esto también es un enigma.

Y la asignatura “plantar el futuro”, 38 millones de pesos.

Las cifras del presupuesto son el verdadero tamaño de la importancia que los gobiernos le
dan a los temas, las cosas y las personas.

Estos números que sintetizan la política pública ambiental para el último año del gobierno de
Omar Perotti no hacen más que reafirmar que la naturaleza importa menos que el dinero y
que la biodiversidad santafesina volverá a sufrir durante 2023.

soberanía ambiental