La Sindicatura de Vicentin es parte del problema

Por Carlos del Frade, diputado provincial por el Frente Social y Popular de Santa Fe.

d045a descarga 1

La Administración Federal de Ingresos Públicos destaca que el informe general de la sindicatura del concurso preventivo de Vicentin no tiene conexión con la realidad, asume las autojustificaciones indulgentes del grupo empresarial para tapar sus maniobras ilegales, exige el corrimiento del velo societario y hasta sugiere que se investigue a los integrantes de la mencionada sindicatura. Un nuevo capítulo de la fenomenal ficción de aquellas personas que siguen colaborando con una de las mayores estafas en la historia argentina.


Comienza diciendo la presentación que “las presentes observaciones al Informe General del Síndico se centran en la desconexión con la realidad económica que evidencia tal documento”.
Agrega que “el informe general hace casi con “copy paste” de las razones inverosímiles dadas por el deudor para explicar las causales de su crisis, las que deposita en factores exógenos que no estaban en su alcance modificar ni prevenir”.


Remarca que durante el año 2019 la soja se mantuvo de enero a diciembre en 248 dólares
la tonelada. El maíz, bajo apenas de 149 a 141 dólares. Pero el girasol aumentó de 220 a 2375 dólares la tonelada. Se trata de los principales granos con que opera VICENTÍN, que no tuvieron una volatilidad que pudiera justificar un quebranto económico.


“Tampoco podría culpar a la devaluación como VICENTÍN lo hace porque la devaluación le conviene. Vende afuera en dólares, compra adentro en pesos. Vicentín se ubica entre las seis cerealeras que más exporta y una de las cinco principales empresas procesadoras de granos, por lo tanto, una pieza vital para el abastecimiento de alimentos y para la acumulación de reservas internacionales que precisa el Ejecutivo en el plan de sustentabilidad de la deuda externa. No es menor el poder de presión de las cerealeras, que le paga a los productores en pesos y vende la soja en dólares a un precio muy superior. Esto las convierte en las más beneficiadas por la devaluación, lo que las lleva a exigir subas constantes en el dólar. Su forma de ejercer esta influencia va por el lado de la retención de granos”.


“¿Y cómo anduvieron las exportaciones de la soja, el maíz y el girasol y sus derivados para ese fatídico año 2019? Para la soja, creció un 12,5 por ciento. Para el maíz, un 40,1 por ciento. Y para el girasol, un 23,4 por ciento respecto a 2018. ¿Cómo le fueron en ese año a las empresas agro-exportadoras que operaban en el mismo rubro que VICENTIN SAIC? Pues ninguna entró en cesación de pagos, ni nada que se le acerque. Es más. Gustosas se hicieron cargo de las cuotas de mercado que abandonaba VICENTIN SAIC, expandiéndose en lo que se augura como un próspero 2021 (para el sector) a pesar de la pandemia. Todo según lo informa la prensa especializada…La sindicatura copia todas las indulgencias auto-concedidas por el deudor..”.


“Por lo tanto el Patrimonio Neto Negativo 2019 ascendería a $ 32.737.938.557 (us$ 559.622.881) lo que sumado a la pérdida del Patrimonio Neto del período 2018 asciende $ 63.280.638.639 (u$s 1.081.720.319).


“Todo lo hasta acá expresado nos lleva a concluir que la situación económica financiera
de Vicentín SAIC era insostenible ya al 31/10/2019, fecha de cierre del Balance, un mes antes de que se produjera la declaración de la existencia de estrés financiero con la interrupción de sus operaciones en diciembre de 2019, y su presentación en Concurso de Acreedores en febrero de 2020.
“El deterioro patrimonial producido entre el 1/11/2018 y el 31/10/2019 (ejercicio comercial 2019) resulta llamativo y en nuestra opinión no tiene una explicación en cuestiones de mercado, climáticas y financieras, ya que la empresa ve desaparecer de su patrimonio $ 63.280.638.639 (equivalente a us$ 1.081.720.319 al cambio a la fecha de cierre); lo que confrontado con venta anuales de $297.204.833.087 representa un 21,29% de las mismas.


“Esta situación podría estar indicando que los Balances de años anteriores no habrían reflejado la realidad de la empresa y/o en el Ejercicio 2019 se podrían haber realizado operaciones sin su exteriorización contable. Cabe acotar que en el Informe de los Auditores Independientes se expresa que no participaron de la toma de inventarios y del arqueo de caja y valores de terceros al 31/10/2019 por haber sido designados con posterioridad al cierre, ni auditaron el balance del ejercicio 2018, no pudiendo validar los saldos que lo integran. Además no emiten opinión sobre el Estado de Resultados, Flujo de Efectivo y Evolución del Patrimonio Neto. Si emiten opinión sobre el Estado de Situación Patrimonial con salvedades.


“El Estado de Situación Patrimonial muestra, con respecto al ejercicio anterior una disminución del 79% de las existencias de Bienes de Cambio equivalente a aproximadamente 2.000.000 de toneladas de soja y un incremento del 693% de las Deudas Comerciales, lo que equivale a un incremento de compras no abonadas de otras 2.100.000 toneladas de soja. En el ejercicio 2019 se da una disminución de Stock y un aumento de la Deuda por compra de materias primas al mismo tiempo por montos muy significativos.
“…la confusión patrimonial inescindible ya está acreditada en estos autos ab antiquo et ad nauseam. En tal sentido, surge claramente: Que se trata de la misma masa patrimonial indivisa y bajo una sola dirección surge de la simple lectura del mismísimo escrito de presentación a concurso. La accionante incluye citas a su propia página web, sitio donde se confiesa la existencia de un grupo económico con múltiples actividades, pero todos sometidos a la misma dirección y administración”.


“…Ahora bien, no sólo la mención a Renova es escueta, sino que más relevante aún resulta contraria a todo lo invocado y acreditado en las presentaciones efectuadas por ésta parte (encontrándose el recurso interpuesto en trámite de apelación) relativa a que la venta (simulada o ineficaz en subsidio) implicaría la disminución del patrimonio del deudor que desbarata los derechos de la masa de acreedores de este concurso en rigor de la verdad RENOVA S.A. no es propiamente ni funciona como una persona jurídica o firma independiente, sino que en la práctica, es un mero “centro de costos” o, si se quiere, una “unidad de negocios” subordinada operativa, comercial, funcional y políticamente a VICENTIN SAIC y a OLEAGINOSA MORENO respectivamente y que la pretendida venta de las acciones de RENOVA S.A., ha constituido un vehículo para pagar, por fuera del concurso, a determinados acreedores de VICENTIN SAIC. Y a la vez se usó para capitalizar RENOVA S.A. (ya una vez sustraída del alcance de los acreedores del concurso) en beneficio de quienes la operan hoy). A mayor abundamiento nos remitimos a las presentaciones efectuadas por éste organismo”.


“De lo desarrollado precedentemente surge de manera evidente que la sindicatura ha omitido llevar a cabo las tareas legalmente establecidas por la ley concursal y que le permitirían arribar a una correcta elaboración del informe general que se observa, situación ésta que ameritaría una investigación a efectos de determinar con certeza y realidad si la conducta de la sindicatura encuadraría en el art. 225 tercer párrafo de la ley de concursos y quiebras.”, sostiene de manera contundente la AFIP.


El documento de la AFIP demuestra, una vez más, la fenomenal ficción construida por integrantes del directorio de Vicentin en comunión con ex funcionarios nacionales y ahora también protegido por los síndicos.


Carlos del Frade
0341 155 196 286
delfradecarlos@gmail.com
Autor del libro: “Vicentin. Desaparecedores y fugadores. Capitalismo argentino