Carlos del Frade

Cómo se construye la esperanza

Antes el 90 por ciento del alumnado era del campo, hoy es al revés. Antes el objetivo era el arraigo, ahora, lamentablemente para estas profesoras y estos profesores que también crecieron en las EFA, reconocen que suelen preparar para el desarraigo. Pero hay un amor, una convivencia y un respeto fenomenales, palpables y crecientes.

Presupuesto Santafesino 2022 | Más Pesadillas que sueños

“El proyecto de presupuesto asigna recursos a programas que reflejan las prioridades de la política gubernamental y que contemplan acciones para la atención de la emergencia sanitaria y aquellas orientadas a incentivar el consumo, la producción y el empleo”, decía el mensaje número 4957 del gobierno de Omar Perotti remitido a la Cámara de Senadores […]

No hay punto final para las hipocresías

Con esto empezamos a ponerle punto final al narcotráfico en Rosario…-anunció el nuevo ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, luego de comunicar que 575 gendarmes llegarían a la provincia de Santa Fe, el segundo territorio más rico de la Argentina, antes del mes de noviembre de 2021 para “combatir” el negocio de las sustancias psicoactivas prohibidas.

Directivos de Dow fueron citados por la Cámara de Diputados

Este viernes, a partir de las 9, la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Diputados y Diputadas de Santa Fe tendrá una reunión con integrantes del directorio de la empresa Dow en relación al cierre anunciado para mayo de 2022, el destino de los 120 trabajadores de la planta de Puerto San Martín

Dura crítica de Carlos Del Frade hacia las nuevas medidas seguridad del gobierno

“No se habló una sola línea del lavado de dinero. Tampoco sobre las drogas y armas que entran y salen desde hace más de 20 años en los 38 puertos que tiene la provincia de Santa Fe sobre el río Paraná. Tampoco se habló de la presencia del estado virtuoso en los barrios con trabajo, educación, cultura y deporte."

La enfermedad del capitalismo

Imprescindibles apuntes del invicto capitalismo que sigue poniendo en el altar del mundo las ganancias de sus principales empresas y relega los derechos de la vida de millones y millones de personas en esta cada vez más frágil cápsula espacial llamada planeta Tierra.